Villabona - Zizurkil - Asteasu - Goiballara. 14 mayo 2017. Grupo I

Non gogoa, han zangoa!

Hoy partimos de la estación de RENFE de Donostia con destino a Villabona. Tenemos un nuevo fichaje: Imanol, que parece que le gustaría apuntarse al grupo, como nuevo monitor.


- ¡Aúpa, Imanol! -

Teniamos previsto hacer la ruta del camino de Zarate pero, como es habitual, en el ultimo momento decidimos cambiarla e intentar llegar a Zelatun. Así que caminamos por el bidegorri que nos lleva a Asteasu.














En Asteasu optamos por seguir las marcas de un corto recorrido que nos lleva a un caserío, donde vemos una señal indicando Zelatun. Preguntamos allí, y nos recomiendan subir por el sendero de la derecha, que pasaremos dos puentes, y después del segundo, a la derecha. Así lo hacemos.






Cruzamos el primer puente, donde vemos los restos de una antigua ferrería.







Y continuamos ascendiendo poco a poco hasta el segundo puente. Luego, dura ascensión, que parece no terminar nunca. 











El personal está bastante cansado y consultamos el cuenta kilómetros. Viendo que llevábamos 9 km, y calculando la vuelta, decidimos parar cerca de Goiballara a comer y regresar a Asteasu.







De regreso, paramos en un caserío, donde pedimos un poco de agua. Y muy amablemente, nos sacaron unas doce botellas de las grandes, ya que nos dijeron que la de la fuente no estaba tratada. ¡¡Gracias, gracias!!



Para regresar, tomamos otro camino señalizado, bastante más corto que el de subida. Llegamos a Asteasu, con mucha sed, y casi todos optamos por tomarnos un refresco en vez de café. De allí, bidegorri y a Villabona.

En resumen, una vuelta un poco loca (como nosotros), pero ideal para disfrutar de nuestra naturaleza.


¡Por nuestros bosques!


Faldas de Urkabe - Txalaka - Ugaldetxo (Oiartzun). 14 mayo 2017. Grupos II y III

Non gogoa, han zangoa!

Lo que se prepara con tantísimo cariño es fácil que sea un éxito. ¡Y hoy el día ha sido espléndido! Sol, sol y sol. Como si se hubiera encargado un día radiante.  Y así es, porque en "casa Pedro" llevan días preparándolo todo: la ruta, el festín... y hasta el tiempo.



Hemos partido de la estación del topo de Oiartzun, teniendo a Pedro, Isa y Ramón de pájaros guías, con destino a las faldas del monte Urkabe.




Y desde allí el paseo ha sido muy bonito, con una buena sombra atravesando bosques con robles y castaños.  


- Las peñas de Aia siempre adornando nuestro horizonte. Aiako Harria beti gure begietan -











- ¿Y ese bicho? -

- Los saúcos en flor nos han llenado la ruta de olor... -




- Egunon, Familia! -


Hemos almorzado en Seingo Borda, bajo el monte Urkabe, con unas magníficas vistas del valle de Oiartzun.





Desde allí hemos bajado a Elizalde.


 - Bikiak! -







Y por Iturriotz, a Txalaka erreka.






- Atzegi Mendiaren himno berria -




- Gure bazterrak bustitzen dituzun ibaia... -


Hasta que llegamos a Txoperene siguiendo el curso de la regata. 





Pedro azuzándonos por todo el camino y es que sabía lo que nos esperaba... ¡¡¡un verdadero banquete!!! Allí habían estado Mamen, Nuria, Gaizka, Isa, Ramón, y las tres ratitas (Irati, Udane y Ekiñe), cocinando durante días. Otros también habían aportado: la hija de Silvia, el marido de Susi... mucho cariño y mucho esfuerzo detrás de esta salida que se ha convertido ya en tradición.




- ¡¡Anda que Ibai..., encargado de que Andoni no empiece a comer antes de tiempo...!! A ze parea, karakola eta barea! -






- Y allí estaba LUR -






Hemos cantado el cumpleaños feliz a Jon, que acaba de cumplir 28 tacos, y se ha sacado unas divertidas fotos con Nuria. Y es que este Jon, se nos está haciendo un ligón... y un rompecorazones.


Sin palabras nos hemos quedado. Vaya casoplón y vaya sitio para vivir ¡Zoragarria! Lo hacemos nuestro un día al año. Muchas muchas muchas gracias. Pero el próximo año mitad de comida ¿eh?




Pedro: eres un anfitrión de oro y todo lo que te rodea es precioso: lugar, casa y gente. Eskerrik asko guztioi!

Y desde allí, por Ugaldetxo, hasta la estación del topo de Oiartzun. Y aunque parecía que íbamos despacio hemos hecho nuestros 12 kilometritos...

¡Por nuestros bosques!